viernes, 31 de julio de 2009

El calero de San Justo, en Zeanuri

El humo de los caleros se apagó hacia mediados del siglo XX. Sin embargo, desde 1996, en que la asociación Ipizki Taldea recuperó el viejo calero de San Justo (Zeanuri), cada primer fin de semana de agosto -en el marco de la romería que se celebra en torno a la ermita de los santos Justo y Pastor- se puede contemplar la elaboración de cal a la antigua usanza.
A las 11 de la mañana del sábado 1 de agosto Juan Arana encenderá el horno, y una inconfundible humareda blanca volverá a elevarse entre los robles de San Justo; al amanecer del día siguiente el viejo horno comenzará a vomitar los primeros trozos de cal viva.
Todos aquellos que acudan a San Justo, además de conocer el mundo de los caleros, tendrán la oportundiad de disfrutar el 1 y 2 de agosto de una de las fiestas más típicas y populares del valle de Arratia.

No hay comentarios: